Aspirar a un mundo más sostenible se ha convertido a día de hoy en un propósito esencial para millones de ciudadanos, empresarios y líderes políticos.

El comportamiento social y ético de las empresas está en el punto de mira de clientes y colaboradores. Resulta imprescindible actuar de acuerdo a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de Naciones Unidas  y construir una estrategia organizacional basada en valores.

Si se habla de Desarrollo Sostenible es preciso hablar de los tres pilares básicos que lo sostienen: medioambiental, económico y social. La energía es un agente de alto impacto. El 50% de las emisiones de CO2 provienen del consumo de energía y existen importantes impactos sociales relacionados con el consumo energético: conflictos armados, enfermedades, inequidades en el acceso a oportunidades de desarrollo,…

Una gestión eficiente del consumo energético  es un requisito imprescindible para la sostenibilidad económica de las organizaciones.

En ISENER queremos contribuir a la consecución del Objetivo de Desarrollo Sostenible 7 (ODS7) de la Agenda 2030: Garantizar el acceso universal a servicios energéticos asequibles, seguros, limpios y modernos.