ENERGÍAS RENOVABLES. UNA PERSPECTIVA DE GÉNERO
La transición energética global ofrece una oportunidad sin precedentes para Transformar el sector energético en todos los aspectos.
La transición hacia un sistema de energía renovables, distribuido, descarbonizado. está creando una matriz de beneficios sociales y económicos, incluyendo el crecimiento del empleo.
IRENA estima que el número de puestos de trabajo en el sector podría aumentar de 10,3 millones en 2017 a casi 29 millones en 2050. El sector ofrece oportunidades diversas a lo largo de la cadena de valor, que requieren habilidades y talentos diferentes.
Un pilar clave de la transición energética debe ser asegurar que las oportunidades que crea son Igualmente accesible y los beneficios que aporta se distribuyen equitativamente.
Adoptar una perspectiva de género para el desarrollo de la energías renovables es de importancia crítica para garantizar que las contribuciones de las mujeres – sus habilidades y puntos de vista – representan una parte integral de la creciente industria renovable.
Aumentado el compromiso de las mujeres expande la combinación de de talentos para el sector de las energías renovables. Una mayor diversidad de género ofrece co-beneficios sustanciales. Los estudios sugieren que las mujeres traen nuevas perspectivas para el lugar de trabajo y mejorar la colaboración, y que aumentando el número de mujeres cualificadas en el liderazgo de una organización produce generalmente un mejor rendimiento.
En el contexto del acceso a la energía, está demostrado que involucrar a las mujeres como agentes activos en el desarrollo de sistemas de energía renovable fuera de la red mejora la sostenibilidad de los proyectos y los indicadores de género.
En reconocimiento a estas oportunidades, la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Desarrollo adoptado en 2015 ha introducido un objetivo dedicado a la igualdad de género, destacando que la “es crucial la sistemática integración de una perspectiva de género en la implementación de la agenda . Sin embargo,el punto de situación y las tendencias relacionadas con la igualdad de género en el sector de las energías renovables muestra un avance escaso.
ES.1 Energia y genero 
El Infome de IRENA “Energía renovable: Perspectiva de género” pretende abordar esta brecha de conocimiento. Analiza el estado de participación de la mujer en el sector en dos entornos distintos – el contexto moderno (en el que las renovables desplazan o complementan la energía convencional) y el contexto de acceso a la energía (que se caracteriza por los esfuerzos para expandir el acceso a servicios energéticos modernos para todos).
El informe está respaldado por la información de una encuesta global en línea realizada por IRENA en 2018, complementado por hallazgos bibliográficos. La encuesta atrajo cerca de 1 500 encuestados de 144 países de múltiples partes interesadas, empresas del sector privado, agencias gubernamentales, organizaciones no gubernamentales, instituciones académicas, y otras entidades. Los resultados de la encuesta deja entrever el estado de la participación de la mujer en el sector y proporciona información sobre las medidas que se necesitan medidas, y de parte de que actores, para “generar” la transición energética.
ES.2 Mujeres en energías renovables:Contexto de la energía moderna
La energía renovable ofrece una gama de oportunidades sin precedentes. Con apoyo en las políticas públicas, las mujeres pueden alcanzar una creciente cuota de empleo en este joven y dinámico sector.
Por su dimensión multidisciplinar, el sector de las energías renovables  ejerce un atractivo sobre las mujeres del que la industria de los combustibles fósiles carece.
La encuesta revela que las mujeres representan el 32% de los empreados a tiempo completo de las organizaciones – sustancialmente más alto que el promedio del 22% en la industria del gas y el petróleo mundial. Aún así, en renovables, la participación de las mujeres es mucho menor en los puestos de trabajo de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM) que en trabajos administrativos.
A pesar del atractivo del sector, las mujeres se enfrentan a persistentes barreras de entrada y avance
Además, la encuesta revela que la mayoría de los hombres que trabajan en el sector, presumiblemente incluyendo aquellos con responsabilidades para tomar decisiones políticas, no son conscientes de este hecho. Las respuestas muestran que solo el 40% de hombres, frente al 75% de las mujeres percibie la existencia de barreras de género. Los encuestados que afirmaron la existencia de tales barreras indicaron cuales son las mas importantes para la entrada en el empleo, y por la capacidad de las mujeres a permanecer y para avanzar en su desarrollo profesional.
Barreras para entrar
Las percepciones de roles de género aparecen como la barrera más importante de entrada en el sector. Estos son impulsados por normas culturales y sociales que influyen en muchas de las decisiones fundamentales que las personas toman.
Las habilidades STEM son críticas para muchas trayectorias profesionales en el sector renovables, pero debido a las opiniones predominantes sobre las habilidades de las mujer, estas siguen teniendo una presencia limitada en estos campos. Por ejemplo, en Nueva Zelanda, las mujeres representan el 80% de los titulados en estudios de salud, pero menos del 30% en Ingeniería. En Malasia, el 36% de estudiantes matriculados en ingeniería en 2012 fueron mujeres, apenas la mitad de la tasa femenina en farmacia. En Mongolia, el porcentaje de mujeres matriculadas en la informática fue del 30% y del 24%. en ingeniería en 2013, en comparación con 73% en cursos de biología.
Las opiniones sobre los roles de género también se traducen en una falta de acceso a información de carrera y redes relevantes para mujeres.
Barreras a la retención y adelanto de la carrera
La capacidad de permanecer en un trabajo dado y las oportunidades para el crecimiento profesional están condicionadas por una serie de factores. Los encuestados vieron el techo de cristal como el factor más importante, una realidad confirmada por el hecho de que en casi la mitad de las empresas del sector privado participantes, los hombres representan al menos el 75% de los miembros del consejo.
Las mujeres frecuentemente se enfrentan al doble responsabilidad de equilibrar el trabajo y la familia. especialmente durante los años de crianza.
Los requisitos de movilidad y los exigente horarios de trabajo son desafiantes para las mujeres que asumen tareas familiares y domésticas. Las inequidades salariales son también un problema. Dos tercios de los encuestados por IRENA creen que las mujeres en el sector energías renovables ganan menos que los hombres en el mismo puesto. La bibliografía existente también sugiere como factores determinantes la falta de una ambiente de apoyo en la forma de horarios de trabajo flexibles, medidas de conciliación familiar, mentoring y networking, oportunidades de formación y objetivos de equidad de género
Políticas y soluciones
Medidas para mejorar el equilibrio de género depende de circunstancias específicas, pero la literatura y los resultados de la encuesta de IRENA sugieren una gama general de soluciones prometedoras.
  • Incorporación de las perspectivas de género.
A través de auditorías y sensibilización se pueden cambiar las percepciones así como prácticas específicas en el lugar de trabajo. Equilibrar el campo de juego para los géneros se podría lograr mediante la creación de Redes de apoyo y mentorización para las mujeres, como un programa en línea desarrollado por GWNET, o reconociendo los logros de las mujeres a través de premios tales como “WiRE Mujer del Año” en Canadá.
Acceso a una educación adecuada y oportunidades de entrenamiento pueden ser mejoradas a través de ajustes curriculares, becas y prácticas dirigidas y oportunidades de formación profesional para mujeres. Por ejemplo, adaptando los planes de estudio de la universidad ayuda a impulsar la inscripción de las mujeres, como lo demuestra el Trabajo pionero del MIT dentro de sus departamentos de ingeniería eléctrica y mecánica. En el King’s College de Londres, el programa“Becas para Mujeres en la Ciencia” ayudaron a reducir desequilibrios de género en los campos STEM.
Los desequilibrios en el lugar de trabajo pueden ser abordado a través de cuotas y metas de género. El Colegio de Ingenieros canadienses adoptó un programa de “30 por 30” en 2011 para aumentar el número de nuevos Ingenieros licenciados en el país al 30% en 2030.
Países con cuotas obligatorias para los consejos de gobierno, como Francia,Alemania y Noruega, han hecho un progreso considerable, pero las políticas energéticas nacional todavía rara vez incluyen tales objetivos de diversidad de género.
Ya sea cuotas en el lugar de trabajo, políticas y prácticas como tomas de decisiones transparentes y justas, mentorías, evaluaciones de desempeño,i gualdad salarial,… para todo ello es indispensable un compromiso mayor de los lideres. En Islandia, La entidad Pública de Energía de Reikiavik adoptó políticas energéticas para eliminar la brecha salarial de género. Del mismo modo, la energética Australiana elevó los salarios de las mujeres en 2018 para lograr la paridad salarial con los hombres. Mientras tanto, las medidas para garantizar un mejor balance trabajo-vida permiten a una mayor proporción de mujeres permanecer en el sector. Empleo a tiempo parcial y jornadas flexibles están entre las preferencias de las encuestadas. Políticas adecuados de permiso parental retribuido son otra medida importante. Entre los encuestados, el 69% indicó que la licencia de maternidad pagada estaba disponible para empleados de tiempo completo, pero solo el 37% dijo que lo mismo era verdad para empleados a tiempo parcial. Los trabajadores encuestados que tienen acceso a prestaciones tales como la baja por maternidad, oportunidades de formación y que están sujetos a condiciones justas y transparentes perciban con mucha menor probabilidad barreras de género que los encuestados que no disfrutan de beneficios similares.
ES.3 Mujeres en energías renovables: contexto de acceso
El acceso a la energía y el género son componentes profundamente entrelazados de la agenda de desarrollo global. El efecto transformador en las mujeres del acceso a servicios energéticos modernos, fiables, sostenibles y a precios asequibles es bien conocido.El acceso a la energía libera tiempo para las mujeres que de otra manera pueden gastar un promedio de 100 horas al año recolectando leña y les da más flexibilidad en la secuenciación de las tareas, ya que la iluminación les permite hacer más por la noche. También mejora el acceso a los servicios públicos y abre nueva oportunidades para el trabajo a tiempo parcial y actividades generadoras de ingresos.
La naturaleza distribuida de las soluciones energéticas off-grid (fuera de la red)ofrece tremendas oportunidades para involucrar a las las mujeres a lo largo de múltiples segmentos de la cadena de valor. Muchas de las habilidades necesarias para aprovechar esas oportunidades pueden ser desarrolladas localmente y las mujeres están en una posición ideal para liderar y apoyar la entrega de soluciones energéticas, especialmente a la vista de su papel como usuarios de energía primaria y sus redes sociales.
Las organizaciones han encontrado difícil ignorar el valor de involucrar a las mujeres en la cadena de suministro de energía renovable. SELCO India, por ejemplo, ha formado mujeres como Técnicas solares al principio de los 2000s simplemente (al menos inicialmente) como un medio para desarrollar los objetivos de su negocio: se necesitaron técnicas mujeres para entrar en las casas de los clientes para repara linternas solares y cocinas.A medida que las mujeres se involucran para entregar soluciones energéticas,asumir roles más activos en sus comunidades y en consecuencia facilitar un cambio gradual en las normas sociales y culturales que previamente actuaron como barreras para su intervención.
71% de los encuestados destacó que el acceso a la formación y desarrollo de habilidades debe ser la mayor prioridad.
Barreras al compromiso
Más de dos tercios de los encuestados señalaron que las mujeres enfrentan barreras a la participación en el contexto de acceso a la energía. Las normas culturales y sociales fueron citados por los encuestados como la barrera más común, seguida de falta de políticas sensibles al género y oportunidades de formación e inequidad en la propiedad de activos ). La seguridad y la lejanía de las ubicaciones también se mencionaron como otras barreras a la participación. Curiosamente, las normas culturales y social fue la barrera más seleccionada a menudo por los encuestados en Europa y América del Norte, mientras que los encuestados de otras regiones seleccionaron en mayor proporción la falta de habilidades y de formación como la barrera más importantes en el contexto de acceso.
Políticas y soluciones
En la identificación de soluciones, los encuestados destacaron en primer lugar la importancia del acceso a la educación y formación. La formación es a menudo una parte integral de los programas de acceso a la energía pero se deben hacen mayores esfuerzos para hacerlos más accesibles a las mujeres. Las sesiones de entrenamiento deben ser programadas y adaptadas a la responsabilidades de cuidado de niños de las mujeres y ser sensible a las restricciones de movilidad, preocupaciones de seguridad y restricciones sociales que pueden prohibir a las  participar. Hivos, por ejemplo, adapta el enfoque formativo utilizado en sus programas de energía para cocinado en África y el sudeste asiático para garantizar que las mujeres y los hombres se involucren de igual modo. En todos los casos, la proporción de las mujeres en formación ha subido significativamente, con resultados positivos para la sostenibilidad a largo plazo y beneficios socioeconómicos. Más de la mitad de los encuestados también citó la mejora del acceso a la financiación e incorporación de la perspectiva de género en los programas de acceso como medidas de apoyo para favorecer la involucración de las mujeres en el sector. Los esquemas de financiamiento dedicados son particularmente importante si las mujeres juegan un papel activo en la cadena de valor de las energías renovables off-grid (por ejemplo, como distribuidores de tecnología) y aprovechar todo el espectro de oportunidades creado por el acceso a la energía moderna (por ejemplo, inversiones en equipamento productivo). La Asociación de Mujeres Autoempleadas en la India, por ejemplo, conecta a las mujeres con oportunidades de financiamiento a través de Cooperativas de Crédito y Ahorro proporcionando opciones de pago asequibles para que las mujeres puedan invertir en medios de subsistencia, educación familiar y seguridad del hogar. SEWA también proporciona un producto especial de préstamo para acceso a servicios energéticos y ha creado una empresa que emplea mujeres para comercializar, vender, instalar y ofrecer soluciones de iluminación solar para el hogar que benefician a más de 20 000 personas.
Las oportunidades y las brechas se hacen evidentes si el género está integrado a nivel de Políticas, programas y proyectos de acceso a la energía.
En 2013, la Comunidad Económica de los estados de África Occidental estableció un programa para la inclusión del género en la formulación de políticas de acceso a la energía y en el diseño e implementación de proyectos y programas en el ámbito del acceso a la energía. Esta política dedicada para la incorporación de la perspectiva de género en el acceso a la energía desarrollada en 2015, tiene como objetivo asegurar que las mujeres sean parte de la solución y aprovechar su papel como usuarios de energía, miembros de la comunidad, propietarios de empresas y responsables políticos.
Las auditorías de género, como herramientas, pueden asegurar la debida consideración de las diferencias de género en la toma de decisiones en el hogar, preferencias y prioridades. Estos han sido utilizados en Botswana, India y Senegal, entre otros países, para apoyar la integración de género en proyectos de acceso a la energía.Los beneficios socioeconómicos de la integración del género son inmensos. Varios ejemplos descritos  en el informe sugieren mejoras en la autopercepción y empoderamiento de la mujer dentro de la comunidad. En Indonesia,por ejemplo, más de 500 “Wonder Woman” han sido formadas como emprendedoras sociales, vendiendo energía limpia. tecnologías que han llegado a más de 250 000 personas. Se estima que alrededor del 20% de las mujeres se empoderaron dentro de sus familias – asumiendo un mayor papel en la toma de decisiones en el hogar- y casi la mitad de ellas percibieron una mejora en su estatus.
ES.4 Generando la transición energética: el camino a seguir
La encuesta y la bibliografía sugieren varias formas de avanzar en igualdad de género en el sector de las energías renovables. Estableciendo el género como pilar en las estrategias energéticas a nivel nacional y mundial producirán una transición más rápida y más inclusiva hacia las energías renovables, al tiempo que acelerarán el logro de múltiples Objetivos de Desarrollo Sostenible.
  • Incorporación de la perspectiva de género en los marcos del sector energético a todos los niveles,Incluyendo la formulación de políticas, diseño de programas e implementación de proyectos. La recopilación y el reporte de datos desagregados por género es crucial para establecer líneas de base y seguimiento del progreso.
  • Adaptación a la formación y desarrollo de habilidades en asignaturas técnicas y no técnicas y en amplias competencias empresariales y de liderazgo. Gobiernos, instituciones educativas, asociaciones de la industria y otros actores necesitan adaptar los planes de estudio y fortalecer las oportunidades de tutoría para las mujeres.
  • Atraer y retener talento en el sector a través de políticas, tales como permiso parental, puestos a tiempo parcial, horarios de trabajo flexibles e igualdad de portunidades para el desarrollo profesional. En el contexto de acceso, los esfuerzos más allá de las habilidades y la formación también son necesarios para desbloquear nuevas oportunidades de medios de vida centradas en el acceso a la financiación y acceso a mercados.
  • Desafiando las normas culturales y sociales. Reforzando la visibilidad de las diversas funciones que desempeñan las mujeres en la transición energética y ayudando a que las mujeres se conviertan en agentes de transformación social y económica en sus comunidades pueden ejercer una fuerte influencia en las percepciones de los roles de género.

El informe completo de IRENA se puede consultar aquí 

3 thoughts on “Energías Renovables: Una perspectiva de Género”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *