La monstruosidad meteorológica de la borrasca Gloria: récords históricos del temporal. El Delta del Ebro, anegado en las imágenes satélite Sentinel del proyecto Copernicus de la UE

Tal y como se esperaba, el Gobierno ha declarado hoy la emergencia climática y ambiental en España, presentando líneas de acción prioritarias para luchar contra ella.

El Consejo de Ministros ha aprobado el acuerdo de la Declaración de Emergencia Climática y Ambiental de España, comprometiéndose a adoptar 30 líneas de acción prioritarias, cinco de ellas en los primeros cien días de Gobierno, con el propósito de actuar contra el cambio climático, cuyas consecuencias llevan años afectando a España de diversos modos. La aprobación va en consonancia con lo aprobado hasta la fecha por la UE, tal y como recalcó la portavoz, María Jesús Montero.

Algunos de los objetivos son la mitigación y adaptación a la crisis ambiental, así como las políticas públicas transversales, que pongan al ciudadano en el centro y aprovechen la transición ecológica. Una de las principales propuestas consiste en remitir al Parlamento el proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética, pendiente desde hace casi un año, cuando fue aprobado el anteproyecto por el anterior Ejecutivo.

Los propósitos de esta normativa pasan por alcanzar emisiones netas cero o neutrales -es decir, equilibrar lo que se emite y lo que se absorbe- para 2050. Para ello se impulsará la descarbonización a largo plazo, el sistema agrario neutro o un sistema eléctrico 100% renovable, entre otras alternativas.

El Gobierno presentará el segundo Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático, que incluirá el sistema nacional de observación del clima y la elaboración de un menú de indicadores de impacto. Los sectores industriales y servicios serán transformados con Convenios de Transición Justa y de medidas de acompañamiento.

Las medidas también afectarán a la política económica, la cooperación internacional, la movilidad, la vivienda o la salud, entre otras. Entre las medidas prioritarias, el Gobierno de coalición se ha comprometido a aprobar un Plan de Acción de Educación Ambiental para la Sostenibilidad antes de que acabe el año, así como a impulsar un Plan Nacional de Salud y Medio Ambiente.

El Ejecutivo también pulsará el desarrollo rural y la solución de los problemas que atañen a la España vaciada con la Estrategia de Lucha Contra la Desertificación y la Estrategia Nacional Forestal. En la Conferencia de Presidentes de 2020 también verá la luz la Estrategia frente al Reto Demográfico para facilitar la mejor coordinación entre Administraciones.

Cinco líneas de actuación prioritarias

Entre las cinco líneas de actuación a aplicar en los primeros 100 días, la declaración recoge la remisión a las Cortes del proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética.

Esta normativa impondrá el año 2050 como fecha más tardía para alcanzar la neutralidad climática -construida sobre un parque de vehículos de cero emisiones de dióxido de carbono, un sistema eléctrico 100% renovable y un sistema agrario igualmente neutro, sin olvidar las correspondientes reformas fiscales que favorezcan la descabornización-.

Además, el Ejecutivo se compromete a definir «la senda de descarbonización» que asegure el objetivo de neutralidad climática, y a «invertir en un país más seguro y menos vulnerable frente a los impactos y los riesgos del cambio climático». Esto pasa también por presentar el segundo Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático.

En cuarto lugar, el Gobierno quieren establecer una Asamblea Ciudadana del Cambio Climático, reforzando «los mecanismos de participación ya existentes» para hacer frente a este reto.

En última instancia, el Ejecutivo se compromete a impulsar y apoyar la transformación del modelo industrial y agrario para que favorezcan «la sostenibilidad de las actividades económicas y el empleo de calidad», favorezcan la innovación y tengan en cuenta los «límites ambientales».

Además, el Ejecutivo sopesa impulsar medidas como acabar con los subsidios a los combustibles fósiles, u obligar a los municipios de más de 50.000 habitantes a crear zonas de bajas emisiones.

Documentos para los primeros 100 días:

20200121 CMIn declaración emergencia

20200121 Declaración emergencia climática

Fuentes | El Mundo/Climática/Publico.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *